LOADING

El sueño de emprender un negocio

El sueño de emprender un negocio

Alguna vez te encontraste soñando en un café, en un parque o incluso en tu trabajo actual sobre ese negocio, ese emprendimiento que siempre quisiste construir?

Probablemente le imaginaste un nombre, un local o una oficina, una empresa soñada donde vender aquello que siempre te apasionó.

Si ya estás emprendiendo, me llena el corazón de alegría y te felicito por el coraje y la pasión necesaria que tuviste para cumplir tus sueños.

Si todavía no cumpliste ese sueño, por qué fue?

Excusas comunes para no emprender:

¿Sos muy joven o muy viejo para emprender?
¿La idea ya existe?
¿No te apoyan tus amig@s o tu familia?
¿No tenés plata?
¿No tenés contactos?
(Insertá tu propia excusa acá)

Te voy a contar un secreto que nadie quiere que sepas:
Si realmente lo querés, podés cumplir tu sueño de emprender tu propio negocio.

Ahora que estamos en confianza, puedo contarte que lancé 2 emprendimientos – y estoy lanzando el tercero – superando cualquier excusa que pudo haberme detenido.

Para ser más precisos, no tenía plata, las ideas ya existían de alguna manera, no contaba con apoyo ni contactos y era muy joven (lo sigo siendo!).

¿Qué hice ante ese panorama? ¿Rendirme y seguir perdiendo el tiempo en un trabajo que no amaba? Jamás!

Con todo lo que tenía, mi sueño de tener mi propia empresa, emprendí!

De lo único que me arrepiento, como me dijo un tío también emprendedor, es de no haberlo hecho antes.

10 ventajas de tener tu propia empresa:

Estás construyendo algo a partir de tu propia imaginación.
Cumplís y trabajas en tu propio sueño en vez de trabajar por los sueños de otras personas.
Hacés las cosas a tu manera, en vez de como tu jefe anterior (o actual) decía que “deben” hacerse.
Todos los días tenés la posibilidad de mejorar la vida de tus potenciales clientes con tu producto o servicio.
Podés construir tu equipo, tus productos y servicios y toda tu cultura empresarial.
Tenés más tiempo para tus amigos, familia y hobbies.
Tenés más tiempo y flexibilidad para reuniones, vacaciones y todo eso que amás hacer y que antes no tenías tiempo de hacer.
Podés trabajar, en muchos casos, desde cualquier lugar (tu casa, una oficina o en un café en tu ciudad favorita)
Tenés pasión por lo que hacés.
Podés dejar un legado.

¿No sabés cómo emprender un negocio?

Vivimos en un tiempo increíble donde podemos encontrar toda la información que necesitamos en cualquier libro, blog o curso.

Además, no hace falta saber absolutamente todo antes de emprender. (Creeme, sobre la marcha la vida emprendedora te va a mostrar el camino de todo lo que te falta aprender)

Para arrancar sólo necesitás determinación y un sueño, lo demás se aprende.

Cursos para emprender:

¿Te gustaría aprender a emprender con un profesor y compañeros que te sirvan de apoyo?

Te dejo algunas opciones:

Inicia
Esta es una comunidad de emprendedores que tiene múltiples cursos, programas y encuentros para emprendedores en todas las etapas. Entrá para ver sus cursos para emprendedores.

Academia Emprende
Esta iniciativa da cursos tanto presenciales como a distancia. No hay barreras para que puedas tomar sus conocimientos. Descubrí sus programas para emprendedores.

Libros para emprendedores

Estos son algunos de los libros que más me sirvieron a mi como emprendedor.

  • Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.
  • The toilet paper entrepreneur.
  • Piense y hágase rico.
  • Padre rico, padre pobre.
  • Todos los libros de Tony Robbins.

Primeros pasos para emprender

A continuación describiré algunos de los primeros pasos, esenciales para que puedas ponerte tu propio negocio.

Quiero hacer antes la aclaración más importante de todas: no hace falta hacer/planificar todo a la perfección.

De hecho (y perdón a los perfeccionistas), tu emprendimiento nunca va a ser perfecto. Y eso es lo bueno! Un emprendimiento siempre puede mejorar.

Plan de negocios

Pensá en un plan de negocios como una brújula que te sirve para saber dónde estás, hacia dónde vas y cómo vas a llegar ahí.
En este plan podrás plasmar tu idea, tus objetivos y los recursos necesarios para convertir tu sueño de crear una empresa en realidad.
Una de las excusas para procrastinar y no dilatar el inicio de un negocio es no haber escrito a la perfección el plan de negocios. ¡No hace falta!
El plan de negocios debería ser una guía básica de lo que esperás que tu empresa va a ser. Una vez lances el negocio, la realidad va a poner a prueba todo lo que hayas escrito en ese plan y lo vas a ir adaptando constantemente!
Para una guía completa para realizar un plan de negocios podés entrar acá.

Diseño de logo

Tener un buen logo es importante. Todos sabemos lo importante del diseño cuando compramos algo. Cuando vamos al supermercado, elegimos los mejores envases. Cuando vemos autos, nos atraen los que tienen un buen diseño. Cuando nos sirven un plato, queremos que esté bien presentado.
Lo mismo con tu logo, tiene que ser atractivo y pregnante. Si necesitás un diseño de logo profesional, podés contactar a mi amigo Sebastián del Estudio de diseño gráfico Basik (avísale que venís de mi parte para una atención especial)

Registro de marca

Es importante asegurarse de que tu marca ya no exista para así evitar conflictos en el futuro. Hay personas y empresas especializadas en registrar marcas, si tenés alguna para recomendar, déjala en los comentarios.

Diseño de sitio web

El éxito de un negocio dependerá en gran medida del sitio web de la empresa.
Tu sitio es una vidriera de tus productos, tus servicios y tu empresa que está abierta las 24 horas, todos los días, vendiendo por vos con alcance mundial.

Encontrá acá 10 beneficios de tener un sitio web.

Si todavía no tenés tu página web, dejame una solicitud de diseño web así te hacemos un sitio espectacular!

Presencia en redes sociales

Casi todos tus clientes utilizan al menos una red social.
Hoy en día tenés la posibilidad de llegar a todos ellos, de manera gratuita y de manera paga.
Lo primero que tenés que hacer es definir tu audiencia y encontrar cuál es la red social donde podés encontrarla.
Si vendés a individuos, en Facebook encontrarás miles de potenciales clientes muy bien segmentados.
Si vendés a empresas probablemente quieras utilizar LinkedIn, donde profesionales de todas las industrias están abiertos a contactos de negocio.
Si tu público está compuesto por gente joven, Instagram y Snapchat tienen millones de usuarios leales a esas redes.
Podés estar en tantas redes sociales como quieras, siempre y cuando sean redes en las que tu audiencia se encuentre y en la que te comprometas a interactuar y crear contenido valioso.

Publicidad en Google

Desde el 2010 hago publicidad en Google, capacito a empresas y doy clases de Google Adwords.

¿Por qué?

Podés ver a Google, muy resumidamente, como una máquina de generar clientes.

No hace falta pensarlo demasiado. Cada vez que querés un producto o servicio, lo buscas en Google y te volvés cliente de alguna empresa que aparezca en la primer página.

Lo mismo puede ser posible para vos!

Google es un medio con gran rentabilidad, transparencia y efectividad.

Si querés estar en Google para conseguir más clientes y ventas, podés:

Aprender a anunciar en Google tomando mi Curso de publicidad en Google AdWords.
Contratar los servicios de publicidad en Google de mi agencia.

¿Te gustaría emprender un negocio pero sin dejar tu trabajo actual?

Te entiendo, probablemente pienses “si, claro, todo muy lindo pero tengo que pagar el alquiler, la obra social, etc…”.
La realidad es que si tenés una fuerte pasión por tu idea y creás un negocio con muchísimo esfuerzo, va a darte los mismos (o muchos más) frutos económicos que un trabajo estable.
Sin embargo, hay personas que quieren tener un pequeño negocio fuera del horario de trabajo y/o en los fines de semana y que no les consuma mucho tiempo. Hay muchas maneras de lograr eso también.

5 ideas de negocio que podés hacer desde tu casa:

Consultor:

¿Tenés varios de experiencia en tu industria? ¿Sos muy bueno en un área específica? Entonces podés vender tus servicios de consultoría para ayudar a empresas a resolver los problemas que vos sabés resolver muy bien.
Conozco consultores de logística, de marketing, de software…
Sólo requerís ser muy bueno en algo específico y en demanda y ofrecerlo a la audiencia correcta.

Freelancer.

¿Sabés diseñar logos, páginas web o traducir documentos? ¿Podés crear planos, resolver tareas de data entry o enseñar idiomas online? Hay una comunidad gigante de personas y empresas que necesitan servicios como estos y que podés realizar sólo con una computadora.
Podés postular tus servicios y aplicar a trabajos en:
Freelancer
Workana

Vendedor independiente.

¿Disfrutás interactuar con otras personas y ayudarlas a resolver problemas y necesidades a través de productos? Hay múltiples marcas que te permiten vender sus productos, siendo un revendedor de su marca. Así, contás con el respaldo de una marca establecida y un producto ya listo para vender.

Profesor.

¿Sos un gran conocedor de algún tema demandado? ¿Tenés muchos estudios y/o experiencia en un área? ¿Te interesa transmitir tus conocimientos?
Entonces podés ayudar a otros a aprender lo que vos sabés siendo profesor en institutos, universidades y/o centros comunitarios.
Enseñar es una sensación hermosa, personalmente te la recomiendo!

Blogger.

¿Te gusta escribir? ¿Sentís que hablás mucho de algún tema porque te apasiona? Entonces podés crear un blog y escribir sobre tu pasión. ¡Puede ser la cocina, el deporte, los libros, lo que quieras!
Si podés escribir sobre algo que le interesa a muchas otras personas, luego podés monetizar tu sitio en múltiples maneras y generar un ingreso extra.
Si querés tomarlo seriamente y hacer un blog profesional que te permita ganar dinero, podés aprender cómo tomando mi Curso corto de WordPress.
Wordpress es un sistema muy fácil de usar que te permite hacer sitios web de manera rápida y sin conocimientos previos.

¿Tenés una idea que si o si precisa mucho dinero y necesitás inversores?

Seamos claros, una cosa es decir “si tuviera dinero” sólo para postergar el proyecto cuando realmente se puede hacer sin el mismo o con muy poco y otra cosa es cuando realmente se necesita un capital que uno no tiene.
Mi primer emprendimiento profesional lo empecé con casi 700 pesos que pusimos entre dos socios. Esto incluyó 550 pesos de una plantilla premium de WordPress y unos 150 pesos del dominio.
El segundo lo fundamos con el dinero que generó el primero.
Sin embargo, entiendo que hay ideas que para hacerse realidad precisan de un capital que puede destinarse a compra de maquinaria, salarios, equipamiento, software, desarrollo web, o cualquier otra necesidad indispensable para la construcción del negocio.
En ese caso, tienen 3 opciones para obtener el dinero necesario:
Familia y amigos.

Un familiar o un – gran – amigo nos pueden prestar el dinero que nos hace falta y sin el interés que nos cobraría un banco. Son una buena fuente de capital pero siempre hay que tener mucho cuidado para no arruinar una relación por algún tema referido a la devolución del capital.

Préstamos de bancos.

Es el método tradicional en el cual vas al banco a pedir un préstamo para poner o ampliar tu negocio.

Incubadoras / aceleradoras de negocios.

Una iniciativa fantástica que ayuda a muchas start-ups y nuevos negocios cae en las llamadas incubadoras o aceleradoras de empresas. ¿Qué son? Son entidades que ayudan a lanzar o hacer crecer una empresa dándoles capital, mentoreo y capacitación.
Podés encontrar acá un listado de incubadoras y aceleradoras argentinas.

¿Y si me pongo una franquicia?

Otra forma de emprender es ponerse una franquicia de una empresa ya establecida. El modelo de negocio consiste en que vos elegís una empresa que te interese y, por una suma de dinero, tenés los derechos de explotar – bajo términos explícitos – los productos/servicios de esa empresa en una zona determinada.
Por ejemplo, abrir un McDonald’s, Subway, etc.
Encontrá información sobre franquicias en Argentina.

Conclusiones sobre ser emprendedor

Emprender es, desde mi punto de vista, una de las aventuras más hermosas, creativas y desafiantes que podés tener en la vida.
La satisfacción y alegría de crear un producto/servicio y una empresa donde antes no existía nada es increíblemente gratificante.
Con tu empresa podés ayudar a hacer la vida de a quienes servís un poco mejor y eso no tiene precio.
También creás oportunidades de trabajo, enseñás y aprendés constantemente y vivís la vida bajo tus propios términos.
Si todavía tenés dudas, te vuelvo a animar a que te lances a esta gran experiencia de convertirte y vivir como emprendedor.

Te invito también a mis grupos de Meetup donde nos reunimos con gente genial y nos ayudamos entre todos a enriquecer nuestras vidas:

Meetup de desarrollo personal
Meetup de emprendedores

Me encantaría saber tu opinión sobre este artículo, podés dejarme tu comentario o escribirme a leonel@somosbonsai.com

Si querés que te ayude a lanzar tu negocio, enviame tu consulta acá.

Tags: , , ,
Social Shares

Related Articles

Consultoría gratuita

Descubrí cómo lanzar y/o mejorar tu negocio con una entrevista gratuita (ahorrás $500).
¡APROVECHAR!
Válido por tiempo limitado.